Síndrome de Cushing: resultado de niveles de cortisol muy elevados.

Los niveles excesivos de la hormona cortisol en nuestro cuerpo son los causantes del Síndrome de Cushing. Sin embargo, el cortisol, que se produce en las glándulas suprarrenales, cumple con diversas funciones.


Por ejemplo: ayuda a regular la presión arterial, reduce la inflamación y mantiene el corazón y los vasos sanguíneos funcionando adecuadamente. Nos ayuda a responder ante el estrés. También regula la manera en la que metabolizamos las proteínas, carbohidratos y grasas de la dieta en energía utilizable. Sin embargo, cuando los niveles de cortisol son muy altos, podemos desarrollar Síndrome de Cushing. Esta enfermedad puede desarrollarse a partir de una causa ajena a nuestro cuerpo (Síndrome de Cushing exógeno). Por ejemplo, la ingesta de medicamentos con corticoesteroides en dosis altas por mucho tiempo. Estos medicamentos afectan al organismo de la misma manera que el cortisol que producimos en nuestro cuerpo. La enfermedad también puede ser causada por la superproducción de cortisol de nuestro propio organismo (Síndrome de Cushing endógeno). Esto puede producirse como resultado de la producción excesiva por parte de una o ambas glándulas suprarrenales o por la superproducción de hormona adrenocorticotrofica, que normalmente regula la producción de cortisol.


Complicaciones: Sin tratamiento, las complicaciones del síndrome de Cushing pueden incluir lo siguiente:

  • Disminución de la masa ósea (osteoporosis), que puede ocasionar fracturas fuera de lo normal en los huesos, como fracturas en las costillas y en los huesos de los pies

  • Presión arterial alta (hipertensión)

  • Diabetes tipo 2

  • Infecciones frecuentes o fuera de lo normal

  • Pérdida de la fuerza y la masa muscular

Síntomas: Los signos y síntomas del síndrome de Cushing pueden variar en función de los niveles del exceso de cortisol. Signos y síntomas comunes del síndrome de Cushing

  • Aumento de peso y depósitos de tejido adiposo, particularmente alrededor de la sección media del cuerpo y la parte superior de la espalda, en la cara (cara de luna llena) y entre los hombros (cuello de bisonte)

  • Estrías color rosa o púrpura en la piel del abdomen, muslos, mamas y brazos.

  • Piel fina y frágil, propensa a hematomas

  • Cicatrización lenta de heridas, picaduras de insectos e infecciones

  • Acné

Signos y síntomas que las mujeres con síndrome de Cushing pueden experimentar:

  • Vello facial y corporal más grueso o visible (hirsutismo)

  • Períodos menstruales irregulares o inexistentes

Signos y síntomas que los hombres con síndrome de Cushing pueden experimentar

  • Disminución de la libido

  • Disminución de la fertilidad

  • Disfunción eréctil

  • Otros signos y síntomas que pueden presentarse con el síndrome de Cushing

  • Fatiga intensa

  • Debilidad muscular

  • Depresión, ansiedad e irritabilidad

  • Pérdida del control emocional

  • Dificultades cognitivas

  • Presión arterial alta nueva o que empeora

  • Dolor de cabeza

  • Aumento de la pigmentación de la piel

  • Pérdida ósea, que produce fracturas con el tiempo

  • En niños, retraso en el crecimiento

Cuando consultar al médico Comunícate con el médico si tienes síntomas que sugieren la presencia del síndrome de Cushing, en particular, si estás tomando medicamentos corticoesteroides para tratar una afección como el asma, la artritis o la enfermedad intestinal inflamatoria.


#Salud

#PerdidaDePeso

#AlimentaciónSaludable

#NoMasObesidad

#PatyCastilloHC